Sistema que no permite el uso de la telefonía celular en cualquier punto en el interior, así mismo, no interfiere al exterior con las señales de los concesionarios telefónicos.

La potencia efectiva radiada debe ser la mínima necesaria para inhibir las señales en el interior del penal, es posible el monitoreo del sistema tanto local como remoto.