Un radar meteorológico es un sistema de teledetección que a través de una antena emisora envía un haz de microondas hacia un blanco en la atmósfera. Cuando el haz topa o impacta al blanco, genera un reflejo o eco que se recibe y que es captado. La intensidad y características del eco permiten determinar si la precipitación se presenta como lluvia, nieve o granizo.

Esta información puede representarse con imágenes la distribución de las partículas de agua y granizo detectados en la atmósfera a través de un complejo sistema de programas. Debido a la repetición periódica de este proceso, es posible visualizar la evolución de tormentas y predecir su desplazamiento sobre el terreno.

Los radares en el catálogo de Seguritech, son de última generación y doble polarización, lo que mejora el estudio de la estructura de las tormentas y el potencial impacto de eventos severos.