Un arco carretero es una estructura metálica, equipada con diversas tecnologías para monitorear, medir accesos y el tránsito de una zona determinada, facilitando la implementación de acciones de prevención. Como por ejemplo una poderosa red de video-vigilancia en el territorio estatal y municipal y zonas limítrofes que permitan detener autos robados o involucrados en actos ilícitos. A la estructura se le puede implementar diferentes tecnologías para optimizar sus funciones entre las que se encuentran:

  • Sistema de Reconocimiento de Placas ALPR. Herramienta que permite analizar datos capturados de vehículos que circulen hasta una velocidad de 120 km/hr siendo el eje de la información la parte trasera del vehículo
  • Identificación vehicular por Radiofrecuencia RFID. Identifica los “Tags” del sistema REPUVE que contiene la información del vehículo como marca, modelo, año de registro, datos de la persona registrada, dirección, teléfono.
  • Sistema de Botón Intercomunicador. Apretando solo un botón enlaza a los ciudadanos con personal de apoyo en caso de que ocurra un incidente, accidente o siniestro generando en consecuencia acciones rápidas y efectivas para atención ciudadana.
  • Sistema de Paneles de Mensaje variable. Pueden comunicar una amplia gama de situaciones en tiempo real.

Con esta flexibilidad el arco carretero tiene numerosas ventajas entre las que se encuentran. Extremadamente útil para:

  • Detectar e identificar vehículos
  • Seguimiento de vehículos que accedan al estado.

Favorece la detección temprana de unidades que cuenten con registro en bases de datos del gobierno de:

  • Robo
  • Accidente o cualquier otro incidente

Herramienta eficaz para:

  • Prevención de delitos
  • Persecución
  • Captura de personas que cometen incidencias en vehículos.